“Ayuda a la iglesia necesitada surgió en una tormenta de generosidad. Su fuerza motriz fue el amor encendido en innumerables corazones, que se propagó como el fuego. Este amor fue más fuerte que el odio y obró milagros de perdón”

P. Werenfried

La fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada llega a España en el año 1965 para extender la labor comenzada por el monje holandés Werenfried van Straaten. Nuestra sede española es puente de caridad entre la Iglesia pobre, la que sufre discriminación y/o persecución y nuestros benefactores españoles.

Ayuda a la Iglesia Necesitada en España cuenta con 12 delegaciones repartidas por todo el país, desde las que se da cobertura a todo el territorio nacional y se gestionan los donativos y las aportaciones recibidas para colaborara con los diferentes proyectos pastorales en todo el mundo.